Audiciones

“Vaya nuestro reconocimiento a todo el personal de la salud que está dejando el alma en la cancha”

En la audición de este jueves por AM 770 Radio Oriental, el Senador Guido Manini Ríos comenzó refiriéndose a propuestas de diferentes actores políticos y del sistema sanitario respecto a  endurecer las medidas para hacer frente a la pandemia y dijo:

“Estas propuestas han generado cierta incertidumbre e inquietud en la población. Algunas personas han propuesto un toque de queda, otros han propuesto prohibir los movimientos y restringir al máximo toda la movilidad de la gente. Se han propuesto todo tipo de soluciones, generalmente tendiendo a generar la idea que la situación se ha salido totalmente de control y que hay que tomar medidas poco menos que de guerra para poder recuperar ese control. Nosotros creemos que hay una intencionalidad de buscar generar en la opinión pública el sentimiento de que las cosas no se han hecho bien y que por eso ahora hay que recurrir a estas medidas extremas”. Y continuó diciendo:

“Es cierto que ha aumentado significativamente la cantidad de contagios y nos preocupa a todos los uruguayos. Pero la situación no se ha salido de control y se están tomando las medidas necesarias para poder enfrentar esto con éxito. Se han aumentado significativamente el número de camas de CTI, se han instruido a personas que pueden colaborar en la atención de esas camas, se ha asegurado el abastecimiento de oxígeno y medicamentos de sedación que son fundamentales, y sobre todo se ha intensificado la campaña de vacunación que es histórica en nuestro país y nos está posicionando entre los primeros países del mundo en cuanto a la cantidad de vacunados por habitantes”

“Los científicos del GACH dicen que en el mes de abril estaremos en el pico máximo, pero después inmunización mediante, cuando empiece a haber cada vez más gente inmunizada, la curva de contagios va a tender a bajar hasta que se pueda controlar definitivamente. Pero lo que no podemos admitir es que se quiera generar una suerte de pánico colectivo, de sensación que la situación se salió de control. Las autoridades sanitarias, con el Ministro Salinas a la cabeza, y todos los actores en todos los niveles, están en el control de la situación. Se están tomando todas las medidas necesarias. Lo único q nos cabe a todos los uruguayos hoy es cerrar filas con quienes están trabajando en esto”. Y enfatizó:

“Todos los uruguayos sabemos muy bien todo lo que tenemos que hacer. Sabemos muy bien que a no ser que sea imprescindible, no debemos movernos de nuestra casa, sabemos muy bien las medidas desde hace un año. No nos tienen que estar repitiendo y mucho menos estar amenazándonos, so pena de incurrir en algún delito. Creemos que acá tiene que ponderar la tranquilidad, la calma, la confianza en las autoridades y cada uno hacer lo suyo. Mucha de esta gente que está clamando por estas medidas extremas, que van a conducir a situaciones de enfrentamiento y represión no deseadas, en el fondo son de los que menos han colaborado hasta ahora con las medidas recomendadas por las autoridades sanitarias”.

Con respecto al personal de la salud, expresó:

“Pensamos que la mayoría de los médicos están hoy con la camiseta puesta, y están totalmente compenetrados y comprometidos en esta causa que es una causa nacional. A todos ellos nuestro reconocimiento, médicos, enfermeros, nurses, auxiliares de todo tipo, técnicos, y todos aquellos que de una u otra forma están dejando el alma en la cancha trabajando doce o catorce horas diarias, haciendo todo lo posible. Y no merecen que un grupito que se arroga la representación de todos, estén en este juego tan mezquino, buscando rédito político en un momento en que lo que precisamos todos es unidad de acción y apoyo a las autoridades sanitarias. Y ser nosotros mismos los sensores de aquellos que violan las normas y las recomendaciones. Aquellos que se aglomeran deben sentir el rechazo social del resto  de los uruguayos”.

Para finalizar Manini envió un mensaje de esperanza y dijo:

“Son días de meditación de creyentes y no creyentes” y continuó “Después del profundo dolor siempre viene la alegría que marca la reconstrucción de nuestras vidas, un mensaje que va más allá de lo religioso, un mensaje de optimismo de que el Uruguay va a tener un futuro mejor después de estos momentos tan complicados que a todos nos toca vivir”.

X