Ejecutivo

Salud Pública y Unicef promueven iniciativa que informa sobre embarazo y nacimiento

El proyecto Bebé en Camino, desarrollado por el Ministerio de Salud Pública (MSP) y Unicef, brinda a embarazadas, sus familias y entorno cercano información útil y accesible para un embarazo saludable. A través de 30 videos breves, amenos y creados con empatía, se proporcionan herramientas y conocimientos para enfrentar los desafíos y disfrutar de una experiencia inolvidable, explicó la ministra de Salud, Karina Rando.

En el evento, desarrollado este jueves 16 en el MSP, acompañaron a la titular de la cartera el subsecretario, José Luis Satdjian, y el representante de Unicef en Uruguay, Francisco Benavides. 

A través de 30 videos de corta duración, muy amenos y producidos de forma empática, se brinda información sobre el embarazo, para proporcionar a las madres conocimientos necesarios para enfrentar los desafíos y disfrutar de una experiencia inolvidable, explicó Rando, en diálogo con Comunicación Presidencial.

Precisó que, con tono y lenguaje cercano y simple, referentes de distintas disciplinas acercan información y responden las preguntas más importantes que las madres o los familiares pueden plantearse antes del nacimiento, en el momento del parto y en el primer mes después de nacido el bebé.

Asimismo, indicó que el proyecto se focaliza en educar para prevenir enfermedades. ‘‘Cuando una es madre primeriza tiene miedo a lo desconocido y a los desafíos’’, sostuvo, y añadió que es fundamental que los equipos de salud acompañen los procesos desde el principio.

‘‘Detrás de la maravilla de la vida hay mucha complejidad’’, dijo Rando, y destacó la importancia de que las madres accedan a información sobre lo que les sucederá.

En ese sentido, explicó que la preparación durante el embarazo consiste en un proceso integral que abarca la salud física, emocional y social de la madre y del bebé. ‘‘Es de gran importancia, contribuye significativamente al bienestar de la mamá, del niño y de toda la familia’’, aseguró. En ese contexto, subrayó el valor de la adopción de hábitos de vida saludable, mediante una alimentación equilibrada, el ejercicio regular y las visitas de control médico. ‘‘Contribuye al bienestar de la madre y son los cimientos para la salud del recién nacido’’, consideró.

Además, remarcó la importancia del conocimiento del proceso físico del parto. En ese sentido, se refirió a las estrategias que se ofrecen para afrontar el dolor, los métodos de respiración y las diferentes etapas. ‘‘Que la madre comprenda esto antes del parto le va a ayudar a evitar la ansiedad que habitualmente se tiene en el momento’’, dijo.

Del mismo modo, hizo referencia a los cuidados posparto, el transcurso del puerperio, la lactancia, el sueño del bebé, señales de alarma y planificación psicológica de la madre.

‘‘La preparación para la maternidad va más allá de la acumulación de conocimientos, se trata de un compromiso profundo con la salud y el bienestar integral de la madre y el bebé’’, concluyó.

Fuente: Presidencia

× Escríbenos