Legislativo

Ley de Aeropuertos: incorporamos varios reclamos de la aviación civil

En la día de ayer fue tratada en Senadores las modificaciones hechas por Diputados, de la ley para crear el Sistema Nacional de Aeropuertos Internacionales para Uruguay.

El Senador Manini Ríos dijo en su intervención:

“Nosotros vamos a votar en general el proyecto, pero no vamos a votar el artículo 2 del proyecto. Entendemos que es excesivo el plazo de 50 años que se establece, entendemos que el proyecto en general encierra una suerte de privatización de aeropuertos internacionales, sin especificar cuáles van a ser. Seguramente que quien sea concesionario va a optar por aquellos que sean redituables, y aquellos que son redituables, las obras principales de un aeropuerto como la pista, ya están en funcionamiento, por lo que se puede deducir que la inversión a realizar para funcionar esos aeropuertos no es de una magnitud tal que justifique esta extensión. Que indudablemente hay una empresa que ya es la concesionaria de los dos principales aeropuertos y que son los redituables realmente en nuestro país, Carrasco y Laguna del Sauce, esa empresa tiene una posición de privilegio para ser concesionaria de esta red de aeropuertos que crea. No se establece claramente cuál es la contraprestación y se le prorroga 20 años porque ya hoy tiene concesión por 30 años desde que comenzó en el 2003. Así que entendemos que no hay una contraprestación clara establecida en la ley, que hay la posibilidad de un excesivo tiempo, plazo en el cual se renueva esta concesión y que seguramente es la empresa que hoy opera esos dos aeropuertos la que va a ser favorecida con esa concesión. Creemos que no es conveniente ese plazo de 50 años que establece el artículo 2 por lo tanto no lo vamos a votar”

Al respecto de ese tema, expresó el Diputado Cal en entrevista para el semanario “La Mañana”:

“Hubo varias disposiciones que se incorporaron que eran un reclamo de la aviación desde hace muchos años y había sido inalcanzable e impensable. Por ejemplo, la exoneración de la PGU, el precio global unificado, que es la patente, digamos, de los aviones para los fumigadores porque ellos no usan la infraestructura aeroportuaria. Eso se consiguió. También que la aviación general no tenga que pagar por lo que ya pagan por PGU en los aeropuertos, exceptuando Carrasco y Laguna del Sauce.

Pero lo más importante de todo creo que logramos agregar un artículo que protege, en parte, la soberanía, porque los aeropuertos que no estén incluidos dentro del sistema nacional, no van a perder la categoría que ostenten al momento de la creación de este. Porque muy posiblemente el concesionario cuando se vaya a adjudicar la licitación solicite que esos aeropuertos dejen de ser internacionales, como ya lo ha hecho el concesionario con el caso del Jaguel en el departamento de Maldonado, que era internacional y de los que recibía mayor cantidad de operaciones de aviación general y ante el requerimiento del concesionario lo terminaron rebajando de categoría.

Vale decir que está claro que no va a haber otro oferente para esta licitación, ya que los únicos dos aeropuertos rentables que van a estar incluidos dentro del sistema ya están concesionados hasta el 2033.

Consultado sobre cuál es el argumento para rechazar el período adicional de concesión y de no estar totalmente a favor del sistema, dijo

“Primero porque creemos que no es un sistema del todo necesario. Los recursos para levantar y mantener la infraestructura de los aeropuertos del interior del país están. La Dinacia recauda cincuenta y pico de millones de dólares por año y lo que destina a la infraestructura aeroportuaria es poco más de tres. Por lo menos así se ha dado en los últimos años. La necesidad de crear este sistema, en realidad, solo era una pantalla para extender la concesión”.

Finalmente en la noche de ayer el Senado aprobó el proyecto por 23 votos en 27 presentes. Solamente votaron en contra el Senador Sartori y los Senadores de CA.

X