Noticias

Las iniciativas de Cabildo Abierto que abrieron camino al Fondo Coronavirus

El número de afectados por el COVID-19 superó los trescientos, pero la economía se ve cada vez más perjudicada. Los trabajadores enviados al seguro de paro ya son más de 60.000 y todo indica que la tendencia seguirá en alza.

Ante esta grave realidad, el partido que lidera el senador Guido Manini Ríos elaboró un proyecto de ley con el fin de topear los salarios de los funcionarios públicos y crear el “Fondo Nacional de Emergencia Sanitaria COVID-19”, para “atender gastos demandados por la lucha contra la pandemia”. El texto normativo no llegó a ser presentado en el Parlamento porque el pasado jueves el gobierno anunció medidas que iban en la misma línea.

El espíritu de la propuesta del Poder Ejecutivo “es el mismo” que el de la diseñada por CA, afirmó a La Mañana el senador Raúl Lozano. De todas maneras, además de los funcionarios públicos, ahora se va a incorporar a los jubilados y pensionistas con altos ingresos, así como a las utilidades de empresas y bancos públicos y préstamos de organismos multilaterales.

Los montos también varían. Mientras que la iniciativa de CA apuntaba a limitar sueldos de empleados públicos que ganaran más de 135.570 pesos, la decisión del gobierno fue que aportaran aquellos funcionarios que percibieran más de 80.000 pesos líquidos.

El descuento se realizará sobre el salario nominal, aplicándose una tasa según una escala que irá desde el 5% hasta el 20%. Sin embargo, en el caso de quienes ocupen cargos políticos, ya sean electivos o designados, el porcentaje será de 20%.

Esta resolución afectará a unas 15.000 personas y alcanzará una suma de 12 millones de dólares en dos meses, tal como informó la ministra de Economía, Azucena Arbeleche, el viernes en una conferencia de prensa. Lo recaudado será destinado al nuevo Fondo Coronavirus, que será utilizado para cubrir las necesidades sociales y sanitarias derivadas de esta pandemia.

Consultado al respecto, Lozano dijo que los cabildantes están de acuerdo con la integración de jubilados y pensionistas, “siempre y cuando sea una medida de tipo universal, es decir, que todas las cajas aporten”.

Desde un principio el plan de CA era que los contribuyentes fueran los del sector público, dado el incremento de los envíos al seguro de paro y la pérdida de empleos en el ámbito privado. Los funcionarios públicos, puedan o no trabajar desde sus casas, no ven afectados sus ingresos y los siguen percibiendo al 100%, argumentó Lozano. Agregó que “era una cuestión de justicia que aportaran como forma de solventar a aquellos más humildes o más frágiles que quedaron al costado del camino”.

Es por esto que desde la fuerza política la mirada sobre los anuncios del gobierno es positiva. “Nosotros lo planteamos y el Poder Ejecutivo le hizo los cambios que entendió. El proyecto de ley que se va a enviar al Poder Legislativo servirá para contribuir a sanear una economía que está muy mermada y que tiene importantes erogaciones que hacer, ya sea para atender a los distintos centros de salud, como a la problemática económica y social”, puntualizó.

Por último, se desmarcó de los dirigentes frenteamplistas y sindicalistas que criticaron las rebajas salariales por ir contra la negociación colectiva.
Sobre eso, explicó que “en una situación de emergencia hay que tomar medidas de excepción” y que no hay tiempo para negociar.

No más partidas de prensa: del programa de CA a la unanimidad

En línea con la búsqueda del ahorro en tiempos de crisis, la semana pasada la Cámara de Diputados resolvió por unanimidad la eliminación de las partidas de prensa para los legisladores. Junto con su salario, los parlamentarios perciben esta partida que consta de unos 32.000 pesos, pero a partir del 1º de abril dejarán de cobrarla.

En CA estuvieron de acuerdo con la definición. Incluso, en la campaña fue el único partido político que plasmó esta propuesta en su programa de gobierno.

El diputado del partido, Álvaro Perrone, recordó en diálogo con La Mañana que en varias ocasiones, durante legislaturas anteriores, la posibilidad de eliminar la partida de prensa había estado sobre la mesa, pero nunca se concretaba. Según dijo, ahora se logró porque “el gobierno tiene una mayoría en Diputados para aprobarla y es algo que rompe los ojos, por tanto al Frente Amplio (FA) no le quedaba otra que acompañar la medida”.

Comentó que a eso se le suma la situación que vive el país con el coronavirus y la urgencia que hay de cubrir algunas necesidades a causa de la pandemia. Por ende, “todo lo que se puede ahorrar desde el Estado es bienvenido”.

La disminución de gastos fue una propuesta de la coalición multicolor desde la campaña electoral. En el mismo sentido, cuando el presidente de la Cámara de Representantes, Martín Lema, asumió ese cargo, también planteó como uno de sus objetivos “cuidar el peso a peso”, algo que comparten todos los partidos coaligados, indicó Perrone.

Durante el debate parlamentario que culminó con la votación por unanimidad en favor de quitar la partida de prensa, hubo distintas posiciones. El propósito era eliminarla y que se le diera el mejor uso posible, pero para ello se generaron dos propuestas diferentes.

Por un lado, el FA presentó una moción para que ese ahorro fuera al Sistema Nacional de Emergencia. Por el contrario, el oficialismo entendió que quien tenía que decidir el mejor uso de esos montos era el Poder Ejecutivo, y así fue determinado en Diputados.

Finalmente, el viernes, el presidente Luis Lacalle Pou estableció que el dinero irá hacia el Fondo Coronavirus.

La partida de prensa será quitada de forma definitiva y significará un ahorro de más de tres millones de pesos mensuales.

Pedido de informes sobre fondos de UTE destinados a UPM2

En julio de 2017, el exministro de Economía, Danilo Astori, había solicitado una transferencia de 173 millones de dólares provenientes del Fondo de Estabilización Energética de UTE hacia las inversiones de la segunda planta de celulosa de UPM.

La empresa pública cuenta con esos dineros en caso de que haya un déficit hídrico o para hacer compras de energía o sustentar una posible falta de generación energética.

Ese monto solicitado por Astori fue transferido a la Tesorería del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), pero nunca se supo qué destino tuvo, señaló el diputado Perrone. Es por esto que la semana pasada, el legislador hizo un pedido de informes al MEF para conocer si la transferencia se encuentra en manos de la cartera, si se volcó definitivamente a las obras de UPM 2 o si se devolvió a la UTE.

En caso de que esté disponible y no se haya enviado a la inversión de la planta, se buscará la forma de que sea utilizado en esta emergencia que está viviendo el país, aseguró el legislador.

“Justicia y solidaridad”: Manini respaldó las medidas del gobierno

El último domingo, a tres días de los anuncios del gobierno sobre la conformación del Fondo Coronavirus, el senador Guido Manini Ríos se refirió al respecto en un mensaje dirigido a la gente.

A través de un video, recordó el proyecto inicial presentado por CA con “un fuerte espíritu solidario”, que apuntaba a la contribución de aquellos que no sufrirán la pérdida de su trabajo, para atender a quienes más lo necesitan en medio de la crisis generada por esta epidemia.

A su vez, declaró su apoyo a las medidas anunciadas en relación al aporte del sector público al nuevo fondo, y aseguró que “la gran mayoría de los uruguayos” las respaldan y que “tienen un profundo sentido de justicia y solidaridad”.

 

Fuente: Semanario La Mañana

× Escríbenos