Audiciones

«Hay mucho para hacer para bajar el precio final del combustible»

En su audición de este martes por AM 770 Radio Oriental, el Senador Guido Manini Ríos, se refirió al precio de los combustibles dijo:

“Nosotros decimos que hay que bajar el precio de los combustibles, pero hay que hacerlo con seriedad, para no caer en un monopolio privado del que sea más difícil de controlar en el futuro. El precio de los combustibles tiene un precio altamente significativo, a partir del combustible refinado salido de la planta de Ancap de la Teja. A partir de ahí se le empiezan a sumar una serie de factores que van formando el precio final. Está la distribución, están los impuestos que son muy importantes y significativos. Hay fideicomiso del boleto, hay tasa de transporte peligroso, hay que atender las pérdidas que da el Portland, hay que atender la situación de ALUR y bioetanol que significan también un costo adicional a la nafta, el biodiesel, etc. Hay una serie de componentes que se agregan a ese combustible refinado, que se le van a tener que agregar también al importado, porque si no sería una competencia desigual. Por lo tanto el precio no variaría mucho”. Y enfatizó:

“En todos los cargos que tiene el combustible, hay mucho para hacer para bajar el precio final. En definitiva, si la propuesta de una ley que libere el combustible significa, luego de estudiada, una posibilidad real de bajar el precio del combustible, estamos dispuestos a apoyarla.  Pero decimos que hay que someter esa ley a referéndum, porque aquí, el pueblo uruguayo, hace unos años votó un referéndum por el cual negó la asociación de Ancap con capitales privados, mostrando claramente su intención. Nosotros somos partidarios de que hay que respetar siempre la voluntad del pueblo uruguayo”.

Continuando con su recorrida por el interior del país,  el fin de semana pasada visitó distintas localidades del Departamento de Florida. Y expresó:

“Hablamos con la gente y escuchamos de la gente los distintos puntos de vista, y a veces surgen dudas. Surgieron varias preguntas sobre nuestro proyecto de ley de reestructura de la deuda de las personas físicas, de esos miles de uruguayos que hoy están enterrados por préstamos usurarios que fueron tomando a lo largo del tiempo”. Y continuó: “El tema de la ley forestal también fue motivo de interés. Explicamos claramente que nuestro Partido no está en contra de la actividad forestal, por el contrario. Pero sí queremos que no se planten los mejores campos del país con eucaliptus. Es decir que las plantaciones se remitan a las tierras de prioridad forestal como establecía el espíritu de la ley original”.

También conversó con los vecinos sobre la LUC y dijo:

“Quedó bien claro en los vecinos de las distintas localidades cuáles eran nuestros puntos de vista y sobre todo en los artículos que se relacionan con la seguridad. Es claro y los vecinos lo tienen más que claro, que derogar estos artículos significa volver a la era Bonomi, volver a la era de la falta de respaldo al cuerpo policial, de la falta de marco legal para el ciudadano para defender su propia casa, de la no configuración de delito al agredir o insultar a la policía, de la no obligación de identificarse. Es decir, volver atrás en el tiempo y volver a esa situación que fue generando las condiciones para que en nuestro país el deterioro fuera tal, que llegáramos a más de 400 homicidios por año, una verdadera vergüenza que fue lo que nos tocó vivir durante muchísimo tiempo”.

Se refirió también a cambios en la enseñanza, y expresó:

 “Hablamos de los beneficios del cambio de gobernanza, de ser  más ejecutivo más ágil, de discutir menos todas las disposiciones, de que esto puede propiciar o puede facilitar implementar los verdaderos cambios, los más importantes que son los cambios en los programas en los planes, en las currículas. Es la etapa que viene y que se puede hacer en la medida en que haya órganos de gobierno de la enseñanza más ejecutivos, y no que todo se someta a discusión donde la presión de sindicatos que han tomado cuenta de la enseñanza, se han hecho cargo prácticamente como un coto de caza de la enseñanza, que no permiten hacer los cambios, que creemos nosotros son impostergables. Nadie en este país puede discutir que la enseñanza está muy mal, está en su punto más bajo. Yo diría desde José Pedro Varela, en adelante nunca estuvimos peor en materia de enseñanza y es hora de una vez por todas de emprender los cambios necesarios, los cambios que todos sabemos que hay que hacer. Y otros temas que abarcan estos artículos que se quieren derogar de la LUC, en los cuales se les garantiza derechos, o se les da beneficios a los ciudadanos. Ya sea en el tema bancarización obligatoria, adopción de niños, posibilidad de alquilar sin garantías, el derecho a trabajar cuando unos quieren hacer huelga y otros quieren trabajar tener el derecho a hacerlo etc”.

× Escríbenos