Audiciones

“Exportar materias primas sin industrializar es causa de la escasez de trabajo”

En su audición por AM 970 Radio Universal, el Senador Guillermo Domenech comenzó haciendo referencia a un editorial del Semanario La Mañana titulado “En el mundo real el camino no es la recompensa”. Y dijo al respecto

“Es tan cierto como señala en esta editorial, Uruguay parece condenado a ser un mero proveedor de materias primas. Nada de las materias primas que producimos puede ser industrializado en el país. Creemos que ésta es una de las causas fundamentales por las que en el país hay una gran escasez de trabajo. Y el trabajo se constituye en uno de los dramas más importantes que se nos plantean a lo largo y a lo ancho del país”. Y agregó:

“No solo hemos visto sepultarse a una industria textil que en algún momento fue un orgullo del país, que fue desapareciendo. Uruguay exporta lácteos que son meramente leche secada, porque eso es la leche en polvo. Exporta carne que se va meramente enfriada sin ningún otro valor agregado. Exporta celulosa que como se señala en este editorial, habría que discutir si es un producto que puede incluirse en las cuentas nacionales, cuando nada aporta desde el punto de vista tributario. Hemos perdido la magnífica industria de la curtiembre del cuero, que supimos tener en algún momento, y escuchamos algún entendido de la materia decir que era más barato curtir un cuero en Italia que en el Uruguay. También vimos desaparecer prácticamente la Industria del calzado, vimos desaparecer la industria aceitera, hoy quedan una o dos plantas, una sola de cierta significación. Las Maderas de calidad, hemos escuchado a un empresario del ramo decir que por mes se van cuatro o cinco barcos llenos de madera, principalmente para China, y todo lo que podría ser fabricación de tablas, fabricación de enchapados o tableros, se produce en otros lares y no en el Uruguay”. Y enfatizó:

 “Algo estamos haciendo mal, algo hace que sea más barato industrializar esas materias primas en otros países que en el Uruguay. Existe una política cambiaria que abarata las importaciones y encarece las exportaciones. Y que ha puesto a una gran parte del país a llevar la mochila del gasto público, mientras que las grandes empresas multinacionales se benefician con régimen de promoción de inversiones, zonas francas, y otras, que les permiten trabajar en el país absolutamente exoneradas”. Y continuó:”Las pequeñas y medianas empresas, industriales, comerciales y agropecuarias de la más variada gama, soportan el peso de una tributación de la que se ven liberada esas grandes empresas, que encandilan con hábil propaganda y que no son las que proporcionan al país la mayor parte de la mano de obra”. Para terminar expresó:

“Estamos siguiendo una política cambiaria equivocada, una política tributaria equivocada, y estos factores inciden decididamente sobre la economía nacional, y sobre las posibilidades de trabajo de nuestros compatriotas Esto debe ser revisado y hemos señalado en más de una oportunidad, que hay que buscar y estudiar una reforma tributaria. Este es un desafío que tenemos y que el gobierno debe afrontar. No debemos dejarnos distraer en los fuegos de artificio de una oposición más interesada en que al gobierno le vaya mal, sin importarle el costo que eso tenga para el país. Debemos afrontar éste, que es uno de los temas que nos preocupan y que debemos solucionar, para que el país productivo aflore en todo su esplendor”.

× Escríbenos
X