Audiciones

“El país necesita generar nuevamente una industria que ocupe la mano de obra nacional”

En su audición de este viernes por AM 970 Radio universal, el Senador Guillermo Domenech comenzó refiriéndose a los ataques hacia Cabildo Abierto desde distintos medios, y dijo:

“Cabildo Abierto es una opción política distinta en la estructura política del país, con el apoyo de una ciudadanía cansada de ver repetirse, gobierno tras gobierno, los mismos problemas”

Sobre el problema del empleo expresó:

“El Uruguay es un país productor de materias primas. Pero para generar trabajo es imprescindible la industrialización de esas materias primas. Nosotros prácticamente exportamos todos nuestros productos agropecuarios: la carne, la soja, la celulosa, la madera, salvo los lácteos en los que sí hay una introducción importante del trabajo nacional. Yo diría que los restantes rubros que exportamos en cantidades significativas, no llevan adosado una buena dosis de trabajo nacional”. Y agregó:

“En algún momento el país fue un gran exportador de lanas y sin embargo tenía una gran industria textil. Hoy exportamos lana y prácticamente no tenemos industria textil y hasta los lavaderos de lana prácticamente han desaparecido. Algo similar ocurre con los cueros. Vemos importantes curtiembres cerrarse y escuchamos a técnicos que nos señalan que es más fácil o económico, curtir un cuero en Italia que hacerlo en nuestro país. Y esto significa que perdamos la oportunidad de generar riqueza en base al trabajo de nuestros compatriotas. Algo similar sucede con la madera. Exportamos celulosa pero el papel se fabrica en otras latitudes. El Uruguay supo tener una industria del papel importante, recordamos una empresa ubicada en Juan Lacaze que hoy languidece, que fabricaba importantes cantidades de papel. Uruguay tuvo una industria que procesaba esta materia prima. El Uruguay exporta cuatro o cinco barcos por mes de madera que se va en rolos sin ningún tipo de procesamiento a China. El Uruguay podría fabricar muebles, tableros, tablas, podría industrializar esa madera de manera que el producto que se exporte lleve el valor agregado de la mano de obra uruguaya”.

“Sin embargo nos hemos resignado que en lugar de fabricar cosas exportemos materia prima e importemos productos terminados. Debemos buscar la forma para que este círculo vicioso que ya lleva muchísimos gobiernos, muchísimos años en el país, se rompa para formar un círculo virtuoso. Donde algunas de las importantes materias primas que se producen en el país, se industrialicen en el país y generen el valor agregado y por tanto la riqueza que quede en sueldos y tributos que hagan al país más próspero”. Enfatizó:

“Es por eso que hemos tantas veces denunciado estas políticas que lo que hacen es transformar al país en un mero suministrador de materias primas que se elaboran o reelaboran e otros países generando trabajo para la gente de otras latitudes, y negándoselo a nuestros compatriotas”.

Para finalizar reflexionó:

“El país necesita generar nuevamente una industria que ocupe la mano de obra nacional y que genere riquezas que luego queden en el país. Y ese será uno de los caminos que se recorrerá para darle trabajo y abatir los índices importantes de desocupación. Y el trabajo oriental seguramente, generará la riqueza que impedirá los círculos viciosos de pobreza, desempleo, delincuencia, frustración y hasta afecciones sicológicas que vemos que se extienden en nuestro país”.

X